En este post de alimentación en el embarazo hablaremos de cómo evitar náuseas y vómitos durante el embarazo y otros molestos síntomas gastrointestinales.

Este artículo es parte de la serie “Alimentación en el embarazo” y sigue los anteriores “¿Qué comer en el embarazo?” y “Hábitos nocivos en el embarazo” de los cuales te dejo los enlaces si te lo has perdido.

¡Y así entramos en materia!

Algunos de los síntomas más frecuentes en el embarazo son náuseas, vómitos, reflujo y estreñimiento. Aunque no se dan en todos los embarazos, aquellas mujeres que los sufren refieren no poder disfrutar de su embarazo plenamente.

Sin embargo, este tipo de síntomas gastrointestinales pueden mejorarse con la alimentación y ciertos hábitos, sólo en caso necesario el médico podría prescribir el uso de algún fármaco.

«Náuseas y vómitos en el embarazo»

Más de la mitad de las mujeres embarazadas sufren en algún momento náuseas y vómitos durante la gestación. Es algo normal debido al cambio hormonal.

Las náuseas y vómitos suelen darse sobre todo en el primer trimestre, aunque las náuseas  pueden alargarse durante todo el embarazo, los vómitos suelen desaparecer hacia el cuarto mes.

Normalmente si los síntomas son moderados no resultan peligrosos para la madre y el bebé. En el caso de que las náuseas y vómitos  sean demasiado frecuentes y se produzca deshidratación, habría que acudir al médico.

Existen algunas pautas alimentarias que pueden ayudarte a aliviar náuseas y vómitos durante el embarazo:

Qué no hacer:

❌ Evita comidas calientes y grasas que aumentan los ácidos del estómago.

❌ Evita los picantes y especias fuertes ya que pueden causar irritaciones.

❌ No bebas mucho líquido durante las comidas porque puede retrasar la digestión.

❌ No te acuestes justo después de comer porque esto también afecta una correcta digestión.

❌ Elimina el tabaco y reduce el café ya que los dos aumentan la acidez del estómago y por tanto también las náuseas.

Qué puedes hacer:

✔️ Elige comidas y bebidas frías y templadas, así como cocciones al vapor o hervidas.

✔️Come varias veces al día y en cantidades más pequeñas para facilitar la digestión.

✔️ Si tienes náusea por las mañanas, toma alimentos ricos en hidratos como galletas o pan.

✔️ Después de comer, lo ideal es darse un paseo o en todo caso reposar sentada y dejar pasar entre una y dos horas antes de acostarse.✔️ Puedes probar el jengibre que en algunos casos ha ayudado a reducir las náuseas, como menciona la Academia Española de Nutrición y Dietética en su Revisión científica sobre la alimentación y nutrición en la mujer embarazada de 2017.

Reflujo o acidez en el embarazo

El reflujo gastroesofágico se da cuando parte de los jugos gástricos y de las enzimas digestivas pasan del estómago al esófago, irritando así las paredes del esófago y provocando lo que se conoce como acidez, una sensación de ardor muy molesta.

Durante el embarazo es muy frecuente el reflujo, sobre todo en el tercer trimestre, debido a la presión que ejerce el útero en el estómago y a la progesterona, que hace que el vaciado gástrico sea más lento y además facilita el paso de los ácidos del estomago al esófago como se explica en el articulo Pirosis o acidez durante el embarazo de la revista Consumer.

Normalmente los síntomas remiten cuando se da a luz, mientras que durante el embrazo es posible mejorar los síntomas de reflujo o acidez con una serie de medidas higiénico-dietéticas que se detallan a continuación:

Qué no hacer:

❌ Evita alimentos y preparaciones grasas o muy especiadas, así como los picantes y los ácidos (cítricos, tomate, vinagre, pimienta).

❌ Evita la cafeína y bebidas gaseosas que aumentan la acidez y retrasan la digestión.

Qué puedes hacer:

✔️ Distribuye las comidas en varias veces al día y raciones más pequeñas.

✔️ Es preferible que bebas más entre horas que durante las comidas para no llenar el estómago de líquido y así retardar el vaciado.

✔️ Como en el caso de náuseas y vómitos también para reducir reflujo y acidez se recomienda esperar unas dos horas después de comer para acostarse.

Si has probado a mantener todas las medidas higiénico-dietéticas para reducir los síntomas de reflujo o acidez sin éxito es aconsejable que acudas al médico.

Estreñimiento en el embarazo

Se entiende como estreñimiento la dificultad para evacuar, heces duras y con una frecuencia menor de tres veces por semana.

En el embarazo es más común que se dé el estreñimiento tanto por factores hormonales como por reducción del vaciado y movimiento intestinal. Además la presión que ejerce el útero en el intestino hace que se disminuyan los movimientos peristálticos.

Para prevenir y tratar el estreñimiento en el embarazo se han de cuidar tres aspectos fundamentales:

  • alimentación rica en fibra
  • ejercicio físico adaptado
  • buena hidratación

Esto nos ayudará a prevenir y paliar los síntomas así como a evitar la posibilidad de sufrir hemorroides.

Cabe destacar que el aumento de fibra ha de ser progresivo para que el intestino se acostumbre. Además la fibra ha de acompañarse con abundante líquido para que esté correctamente hidratada facilitando así su evacuación.

A continuación se detallan algunas de las medidas higiénico-dietéticas para mejorar el estreñimiento a seguir:

Qué no hacer:

❌ No hagas vida sedentaria.

❌ Evita azúcares y bollería.

❌ Evita alimentos refinados como pan blanco o arroz y pasta no integrales.

❌ No retrases el momento de defecar cuando se tiene ganas.

Qué puedes hacer:

✔️ Aumenta la ingesta de líquidos (agua, zumos naturales con pulpa, infusiones sin azúcar, caldos vegetales) hasta unos 8 vasos al día.

✔️ Realiza al menos media hora al día de ejercicio físico según la etapa del embarazo: caminar, bici estática, natación.

✔️ Aumenta la ingesta de fibra dietética con alimentos como frutas, verduras, legumbres, cereales integrales.

✔️ Consume a diario yogur, que también puede ayudar por su efecto probiótico.

✔️ Incluye en la dieta frutos secos naturales sin sal añadida, frutas desecadas (higo, uvas, ciruelas, orejones), salvado de trigo o de avena, semillas de lino hidratadas.

✔️Crea un hábito de ir al baño a una hora determinada del día.

En caso de que no obstante sigas una pautas alimentarias correctas y los síntomas de estreñimientos  continúen lo ideal es que acudas al médico.

Conclusión

En resumen podríamos decir que los síntomas en el embarazo como náuseas, vómitos, reflujo y estreñimiento, se pueden aliviar e incluso mejorar con una serie de medidas dietéticas de prevención sin necesidad de tratamiento farmacológico.

Las recomendaciones dietéticas coinciden en la mayoría de los síntomas, siendo las más comunes: el fraccionar la comida en varias veces al día, no acostarse justo después de comer, evitar comidas muy calientes o especiadas así como el café, consumir más fibra y realizar ejercicio físico.

Estas pautas te ayudarán a disfrutar de tu embarazo sin molestias.

Receta de desayuno antiestreñimiento

Galletas de avena caseras + Zumo de naranja natural (con pulpa)

Ingredientes (para 3-4 galletas): una taza de avena, 1 plátano maduro, canela en polvo, uvas pasas al gusto.

Se machaca el plátano y se mezcla con la avena, la canela y las uvas pasas. Mientras precalentar el horno a 180 ºC. Seguidamente se hacen bolitas y se aplastan con forma de galleta en la bandeja del horno. Meter en el horno 13 minutos a 180 ºC. La combinación de la avena con las uvas pasas y la pulpa del zumo, nos aporta la fibra que ayudará a mejorar el tránsito además de resultar saciante durante la mañana.

Desayuno anti-estreñimiento en el embarazo

Como nutricionista puedo ayudarte a seguir de modo correcto las pautas higiénico-dietéticas necesarias para aliviar los síntomas más frecuentes del embarazo como son náuseas, vómitos, reflujo y estreñimiento. Para saber cómo puedo ayudarte visita mi página de servicios o contacta conmigo!

Almudena Martín Nutricionista